Follow by Email

domingo, 22 de junio de 2008

La ultima línea de Jim

Colores alucinados, el profundo fraseo de una estrofa de las puertas, los sombríos misterios de la vida se languidecen ante mí, la distorsión de lo acordes se muestra más disonante.
Maldita cacofonía que envuelve mi ser, mi pulso levita entrecortado mientras la frecuencia cardiaca juega con las vibraciones, es un frenesí de aguda tristeza.
Desciendo lento hacia mi tumba de hermosas mujeres, poetas malditos, y mil y un enfoques de mi abatida tonada.

Burbuja material

En un lugar donde el humo de los carros y la implacable sombra de los edificios consumen lentamente las pobres mentes, el perfume de las flores, y los ojos del alma Convirtiéndonos en simple y puro excremento urbano, condenados a vivir en un gran mundo dentro de una pequeña jaula nuestra mente.
Hay personas diferentes quizás dementes por percibir las fragancias que nos ofrece el universo, por ver con los ojos del alma.
Son tan diferentes, tan imponentes que decidieron ser invisibles a los ojos del mundo para no ser contaminados por el plástico incrustado en el corazón de este nuevo orden, Ellos son diferentes por que crecieron como extraterrestres en un supuesto hogar demasiado extraño para ser normal y demasiado normal para ser extraño.
Quien llora por ver que su vida pasa sin pena ni gloria, por ver las otras caras de las cosas, por ver la hipocresía impresa que hay en el amor de un gato creo que solo ellos.
Hay nervios que después de mucho tiempo de no sentir intentan despertar de su letargo pero es demasiado tarde. Porque al abrir la jaula de sus mentes les han quebrado las alas Y tienen que vivir en un enorme mundo sin poder volar