Follow by Email

lunes, 9 de enero de 2012

Nada

Has estado al borde de tu alma mirando el precipicio sentado, viendo cómo llenar el vacío tan enorme que sostiene tu mundo.
Estuve mucho tiempo ahí sentado buscando en que creer, tanto tiempo que mi cuerpo se volvió una roca de las del tipo que las aves cagan, no deje nunca de pensar … no deje nunca de pensar, al final de mi tiempo en aquella orilla de mi alma concluí.
Este vacío esta hecho de nada, de la nada salimos, y por ende nada somos.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Por que te vi

Escabroso es el asenso a la cima donde se encuentra en lugar en que me citaste.
Cuando mis días sumergidos en los mismos días uno tras de otro y otra vez me hastiaron hasta tal punto que deje de estarlo, te vi pasar por la será de mi alma mater, ¡dios que no estaba drogado! Pero vi como el arcoíris q usabas para amarrar tu furioso cabello lleno de ímpetu desplegaba uno de sus matices, Y se adhirió con dulce violencia a mi destino.
Desde ese tiempo lo único que hago es caminar en contra vía por tu boulevard estrellándome con mundos que pretenden arrebatar el único cable que me acerca a la tranquilidad de tus besos

Un segundo de gigante

Un día subiendo y bajando la montaña de mi vida me enmarañe en los pies de un arcoíris y lo invite a andar por el intrincado rumbo del peregrino que no tiene ni puta idea de donde morirá su día.

El arcoíris me regalo su color más preciado y alumbro el sendero por unos segundos.En una caja de cartón jugamos a escondernos del mundo y una canción de de vida fue tocada por el destino que controla todo menos nuestro rumbo.

Una orgia de sentires adornaba la caja donde jugaba con aquel color…
El mundo deshidratado seguía buscando nuestra madriguera y tan pronto como ya estaba tocando las puertas de nuestra caja. Yo que solo quería intoxicarme de color, mandaba véngalas al aire, algún amigo en los hilos del tiempo tenía que ayudarme. y cuando todo estaba más del lado de la realidad la lluvia y un carruaje que no llego despejo la montaña y abrió mil y 1 caminos y dejo que el color brillara dentro de mí por un segundo más de gigante.

martes, 9 de agosto de 2011

¡Miau!

¡Miau! suena en el tejado, los histéricos gritos de mi gato me recibían después de tocar un blues
El barrio está dormido pero la huella de un asesino se halla postrada en un rincón de mi cueva
Cabo sin parar mientras la gente se sumerge en la bebida y sube el volumen de la armonía para escapar del ruido de vivir
La muerte lo asusto tanto q se orino
La tierra cae mientras pido al espíritu del entorno por la morada de su nuevo gato

lunes, 23 de mayo de 2011

Almendro lunar

Estaba sentado en alguna de las mesas de aquel lugar hipnotizado por la lucha que frente a mis ojos ocurría.
Un viejo almendro tenia secuestrada a la luna y está desesperada intentaba quitarse de encima el peso de aquellas ramas que como embrujo detenían su protagonismo en las alturas que decoran nuestro viejo techo
El tiempo paso en su maratón y la luna perdida en aquel robusto y testarudo follaje se daba por vencida.
Una nube imperial empujada por su carruaje forjado con algunos vientos elíseos estornudo un relámpago que aturdió las raíces de todo el lugar.
Entre tanta conmoción el árbol a la luna dejo y con algo de gratitud ella alumbro llena las hojas de aquel viejo y solitario almendro que intento llenar su vida con la belleza de una perla.

domingo, 22 de mayo de 2011

Crónicas de carretera 2

Despierto aletargado en una estación de gasolina abandonada y veo q mientras el bus parte 4 generaciones de maría mulatas con la matriarca al frente lloran desconsoladas la partida del bus.
Después de ese momento, extrañamente el entorno se empezó a tornar atiborrado de aves había un árbol lleno de garzas como flores y frutas, y unos kilómetros más adelante el cielo comenzo a volverce negro de goleros que repetían patrones una y otra vez, parecían estrellas negras, paso mucho tiempo antes de que les perdiera el rastro.
Pensándolo bien ayer en la noche al frente de mi hotel las palomas hacían un allanamiento a un una vieja construcción de 3 pisos y en la mañana todas dormían escondidas dentro de las gavetas, no alcance a saber que tramaban.
Cierro la ventana del aire para calmar un espantó que recorría mi cuerpo y me doy cuenta que otra vez estoy llegando a la terminal donde todo comienza y termina, miro a través de la ventana por última vez y veo como el campo entre más sombrío esta mas luz proyecta, luciérnagas como lámparas.

Cronicas de carretera 1

4 ruedas giran cansadas, cargando el peso de almas viajeras que huyen y regresan, yo soy una de esas pero no sé si escapo o regreso.
Miro atreves de la ventana pequeñas calles atestadas de marchitos negocios y gentes opacas de sueños perdidos.
Rechinan las tuercas y lastas flojas las goteras hacen fiesta de puesto en puesto, sin duda este viejo bus tiene tantas averías como historias.
De repente frena y mi cuerpo levita estático hacia la puerta q me lleva al lugar a donde no voy pero mi mente esta aun divisando el hermoso y terrible paisaje de pueblos desteñidos sublimemente por la fuerza de un rio crecido

viernes, 20 de mayo de 2011

Viaje al mercado (Juana H)

7 de la mañana, apenas Juana H sale de la laguna de sueños sicotrópicos en la que había sumergido su alma
Las sabanas y almohadas pelean su cuerpo y Juana H solo sabe que el mercado la espera
Camina con lentitud hacia la vía melancolía observando como un pie sigue al otro, camina en bajada y aun sigue empapada de sueños
Llego a su anhelada vía donde recibe los buenos días de una empresa olvidada. Mientras, ella busca refugio en la sombra de los postes si conoces vía melancolía sabes que es desierto de autos donde el sol juega inclemente con el asfalto a fritar almas.
un carruaje descontinuado se acerca desde donde los ojos no alcanzan a ver y al pasar por su lado abre sus maltrechas puertas Juana H sube con prisa en el mamarracho con ruedas sin preguntar su destino en su interior sabe q empezó su viaje al mercado
al lado de Juana H se encuentran 3 personajes casi de ficción participando en un bizarro concurso de rostros miserables , agonía, vacío y rabia ella tan distante y tan expresiva decidió ser arbitro y declaro empate
Después de un largo recorrido Juana H llego a su primera estación el paseo de el libertador esclavo y al bajar se topo con una larga fila de gentes asando sus pescuezos al sol esperando por la apertura de la banca q maneja la economía y esclaviza el bolsillo
Pero sus ojos solo podían observar al viejo arlequín con alma joven que saltaba parado en sus manos y hacia malabares con sus pies el ayudaba a olvidar los pesares a los condenados por la renta mensual y los condenados lo ayudaban a olvidar el hambre con las monedas que tiraban

Yo?

Extrañas conversaciones taciturnas he sostenido con mi alter ego
Pregunte.

¿Por qué las alas se rompieron?

Es extraño pensar en un dios q castiga a el ángel q conozco o quizás simplemente le salvo la vida me respondo.

A veces la vida es un caótico frenesí de alucinaciones vacías y tú mi viejo amigo de todo lapso te conozco desde las entrañas de tu madre y aun a si a veces me sorprendes, te sorprendo si eres tu quien hace poco salió de la burbuja intentando dibujar emociones ya perdidas por el hombre Y q solo posee el ángel con las alas rotas. ¿no crees que el velo de la muerte sea egoísta al intentar arrebatar de nuestra vida la única emoción pura tangible y verdadera q existe en el mundo de los sueños rotos?.

El egoísta soy yo que deje de creer.

jueves, 22 de abril de 2010

Pueblo triste

Aun Siguen frescas las escenas de aquel turbulento día en la plaza central de pueblo triste.

Atónito contemplaba como la belleza de unos abatidos ojos tenía la capacidad de inundar el alma de todos los habitantes de este difunto pueblo.
Esos ojos pertenecían a Matilde, solo tenía 15 años y ya había sacrificado su corazón para conservar la dignidad de su madre.

Ahí estaba ella llegando a la iglesia en la parrilla de esa aberración de metal,
se trataba de la moto de su hermano Simón que desde que perdió sus pies se había convertido en una especie de hibrido entre hueso y metal pues nunca se lo veía fuera de su moto, moto que tenia mas historia y mas años que mucha de la gente del pueblo pero bueno eso no importa.

Eran las 11:00 am y Matilde caminaba lento hacia el altar donde la esperaba Germán Burgos que era el casi dueño de pueblo triste era muy poca la tierra que no estaba contaminada de su codicia entre esas estaba la hacienda santa Mónica que de hacienda ya no tenía mucho.

Después de la muerte del padre de Matilde Germán había movido cielo y tierra para apropiarse de esas tierras y Matilde antes de ver a su madre humillada y sabiendo de la obsesión que Germán tenia por ella acepto una vieja propuesta de matrimonio con la única condición que después de la bendición del padre el se olvidara de la hacienda y de su familia.

11:50 am ya estaba terminando la ceremonia y yo espera la llegada del único bus intermunicipal que entraba al pueblo se trataba del submarino amarillo un bus manejado por Alberto un joven músico de ciudad que por alguna extraña razón termino en este lugar y, a pesar de todo el misterio que lo envolvía se había ganado la simpatía del pueblo y el furtivo amor de Matilde. 12:16 pm el submarino amarillo ya había entrado al pueblo y yo que quería subir al bus y olvidarme para siempre de este pueblo. Vi como la silueta de Matilde desaparecía bajo las llantas de mi bus de huida.

Poco después me entere que Matilde después de dar el sí escucho la corneta del bus y salió corriendo con una extraña mirada y parecía que en su corto trayecto había embrujado al pueblo pues este se levanto y colgó a Germán Burgos por acabar con la última gota de alegría de pueblo triste.